¿Qué ch*cha escuchas?

Escribe Alejandro Barboza 

A finales de los años 40 cubre todo Lima la gran ola de migración provinciana y con esta su cultura, costumbres y expresiones artísticas como la música folklórica. Este canto andino choca con la cumbia colombiana, la guajira o guaracha, otros géneros populares en esos tiempos, generándose así una especie de híbrido al que llamarán chicha. Este término proviene del elixir incaico que, por cierto, fue usado peyorativamente y en ese marco de discriminación muchos “nuevos limeños de provincia” sufrieron en su momento.

Podemos distinguir aristas de variación dentro de la música chicha, la mencionada al comienzo fue una, pero también existe la que se hizo en la amazonia, fuertemente influenciada por el rock psicodélico muy de moda en los sesentas. Bandas como Los Destellos, Juaneco y su Combo, Ranil y su Conjunto Tropical, Los Mirlos, entre otros, usaron en su cumbia o chicha líneas de guitarra rockera, psicodélica, inspiradas en Jimmy Hendrix, The Cream, Santana, etc. En su mayoría eran temas instrumentales y  para mejores efectos de clasificación le dejaremos el sello de antología de la cumbia amazónica, de alguna u otra manera disgregando de la otra “cumbia andina”.

En Lima, los jóvenes hijos de inmigrantes provincianos se vacilaban e identificaban con grupos como Chacalón y la nueva Crema, El Grupo Celeste o Los Shapis por el contenido vertido en sus letras, muchas veces de remembranza de la vida andina, de la lucha por forjarse un futuro en Lima, se plasmaba de manera directa sus realidades en las líricas chicheras.

enrique delgado-los destellos-cuando tocaba musica sicodelica
Enrique Delgado de Los Destellos en escenario.

Este fenómeno y boom de la chicha ha tenido un rebote increíble con el pasar de los años sobre todo con gente del extranjero que ha quedado fascinada y sorprendida, rindiéndole tributo al crear sus propias bandas como XIXA, que hacia covers en sus inicios, o haciendo compilados internacionales para el deleite del mundo entero como “ The Roots of Chicha” del francés Oliver Conan que también fundó su banda Chicha Libre enraizada fuertemente en la cumbia amazónica.

Si bien hoy en día se ha dejado de lado el continuar este legado de “cumbia amazónica”, siempre existe un oasis dentro del desierto y nuevos jóvenes están apostando por tocar y revalorizar esta “chichadelia”. Hit La Rosa o los propios Bareto han heredado esa carga tropical y  saben demostrarlo muy bien.

La buena chicha se baila, canta y goza, golpeándote el pecho con una mano y en la otra tu botella de cerveza helada o alucinando que vuelas en ayahuasca con Juaneco, de la forma que sea hay que animarnos, reconocer y sentir respeto por la cultura propia y originalmente peruana.

deformamusic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s