Nueva Ola: Santa García.

Escribe Yamil Alvarez

De entre los lanzamientos rutinarios que se hacen en la escena de lima, nos encontramos con “Nueva Ola”, la primera publicación del joven músico Santa García, proyecto solista (folk/rock) de Roberto Espinoza. Santa García llamó la atención del público con la aparición de los dos primeros sencillos de ‘Nueva Ola’, ‘Todavía’ y ’Habitación’.

Nueva Ola, lanzado a través de Empty Field Recordings, es un vital ejercicio de Folk Rock, no pierde el pulso ni se inclina demasiado a las etiquetas forzadas de sub géneros. Sus logros recaen en las distintas emociones que genera cada track. Roberto Espinoza, de tan solo 21 años hace una lectura bastante limpia de las cosas que le han sucedido, y parece suponer cosas que le sucederán también. Él revisa su pasado para aplicarlo en sus composiciones y se aleja del papel de victima o del sobre protagonismo, parece tener una visión apartada de él mismo, una perspectiva que no solo rellena de realidad su trabajo, también, le otorga una coherente construcción narrativa donde cada canción independientemente es una historia y entre todas ellas se complementan.  El trabajo del músico en la composición es notable, la naturalidad con la que las palabras se desarrollan demuestra que ha existido una constante corrección por parte del autor, pues esta naturalidad parece albergarse en la estructura pop, donde los estribillos, coros, etcétera, son pegajosos y fácil de recordar.

El disco da inicio con “Habitación”, canción que hemos revisado anteriormente cuya reseña puedes leer aquí. Le sigue “Todavía”, la cual parece haber sido vomitada de las entrañas del autor. “¿Que pasara por tu cabeza?” Con esta contundente afirmación (o pregunta) Santa garcía inicia con su voz, la cual danza sobre una tenue guitarra, abandona el perfil folk y una batería definida le otorga un cuerpo lo suficientemente solido para que las guitarras que experimentan con el dream pop (y por que no shoegaze) tengan donde caer, y pasearse exitosa mente. La canción, de no ser por aquellas atmósferas envolventes que enredan a las cuerdas, remonta a los tracks estándar pop/rock de los 90’s, pero aquí vemos un trabajo de visión, limpieza y emoción.

Sala.JPG
Fotos por Paula Virreira.

“Residuos”, que actúa como especie de interludio, no deja mucho que desear, salvo que su duracion se alargue.  En un manifiesto de amistad y resignación y solamente apoyado en su guitarra ( como deben haber sido sus desconocidas presentaciones en un inicio) Santa Garcia nos invade el corazón,”Puede que nadie entienda lo que realmente somos“.

La montaña rusa que significa “Nueva Ola” adquiere sentido al escuchar la entrada de “Domingo”, Cuya canción de dos caras, prosa y música, es engañosa.  Una vital guitarra que asimila el esbozo de una  esperanzadora sonrisa es el inicio de un track que parece ser un añoranza de los malditos días de la semana, los domingos, aquellos que quizás, como al autor, nos obligan a pensar y hundirnos en una especie de nostalgia del futuro. No hay tarde que no nos oprima con nostalgia el corazón, menos la de un Domingo, y eso parece entenderlo Roberto.

Sierra es el quinto tema del Ep, este tema “habla de un hombre que está muriendo y siente que tiene una deuda pendiente con la tierra en la que vivió su vida entera“, dice Roberto en una reciente entrevista. Sierra es uno de los más emotivos del disco. Roberto parece intentar resolver una muerte y un perdón. De nuevo, como Déjà vu, una guitarra inicia, se acoplan los demás instrumentos y se suma Elisa Tokeshi, cuya voz funciona en atinada armonía junto a la del autor. Todo ese espectro sonoro, las capas y atmósferas, entre otros detalles, funcionan como filtros que avejentan las canciones, cuyo efecto es generar distintas emociones. “Miraflores” es un tema ya conocido de Santa García (antes llamado Fiesta). Este tema es sencillo, baterías, guitarras, arpegios mágicos y seductores terminan por atrapar, luego hay un coro, en el que se sabe cantan amigos y cercanos del músico. Termina “Miraflores” y como bonus track el autor persiste en estar solo con la guitarra. “mi casa no es tu casa / mi alquimia no es tu alquimia / mi sexo no es tu sexo / tan solo es momento / y como echarte la culpa.” Quizás en lo ultimo encontramos mucho de lo que significa “Nueva Ola”, intimidad, una voz que se quiebra y sinceridad.

La magia de este disco es producto de un trabajo en equipo, tras bambalinas está Diego Meneses (productor y co-fundador de EFR.) quien junto a Roberto diseñó el sonido etereo y envolvente que caracteriza al EP.  En la grabación del EP también participó el baterista Renzo Pacheco (RodBlur, Pipi of Monky).

Del trabajo de Santa García solo queda decir que debe ser revisado, que él artista ha sabido explotar muchas dudas para llegar a los manifiestos que hace. Que ha iniciado y lo ha hecho muy bien y que le falta un largo y nada fácil camino, por que entendemos que no se vive de la música, se vive en ella.

deformamusic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s